Campo semantico de universo

10 años de investigación en la web semántica: en busca de lo universal

Las redes neuronales y la teoría del caos son nuevos y poderosos marcos que nos permiten abordar verdaderamente la complejidad y modelar la mente en términos de procesos dinámicos y sistemas en evolución. La teoría de los campos semánticos considera la mente como un entramado de constelaciones semánticas o SeCos, generadas por la interacción de la experiencia, las restricciones genéticas y el contexto cultural. Las SeCos son redes dinámicas autoorganizadas que entrelazan procesos que van desde los abstractos de alto nivel hasta los neuronales de bajo nivel. Se propone que, fundamentalmente, el pensamiento se instancie mediante encadenamientos dinámicos dentro de las redes SeCos.

Normalmente, cualquier debate sobre la no localidad se centra inmediatamente en la Mecánica Cuántica. En los años setenta, décadas después de que se plantearan como un gedankenexperimento (en la paradoja de Einstein-Podolsky-Rosen), las correlaciones no locales comenzaron a demostrarse experimentalmente. Algunos destacados teóricos de la QM introdujeron también la revolucionaria idea de que la observación y el acto de medición contribuyen a lo que observamos como realidad; de este modo, vincularon la dinámica mental -la conciencia- a los sucesos cuánticos. Por otra parte, siguiendo su interpretación de las variables ocultas de la paradoja EPR, David Bohm (1980) propuso la existencia de un “orden implicado”, y una profunda interconexión entre mente y materia, que trasciende el espacio/tiempo newtoniano. Por último, han cobrado impulso los modelos de conciencia basados en la interferencia o la coherencia cuántica, que introducen en la dinámica mental propiedades como la superposición y el disparo sincrónico de las neuronas (Pribram, 1991; Hameroff y Penrose, 1996).

La web semántica – En directo desde la ISWC 2019

Muy rápidamente, los motores de búsqueda revisaron su algoritmo para tratar de entender la intención detrás de cada búsqueda y ya no se basan únicamente en las palabras clave (¡una palabra puede tener varios significados!). La ubicación del usuario, el historial de búsqueda y la posición de la palabra se han vuelto decisivos.

Las marcas también deben adaptarse y crear contenidos editoriales en torno a diferentes universos semánticos si quieren emerger. Ya no se trata de pensar sólo en términos de “palabras clave”. Nuestros expertos explican cómo la inclusión contextual puede marcar la diferencia en la estrategia de contenidos de su marca.

Volvamos a la definición del campo semántico. Esta noción debe distinguirse del campo léxico de una marca, aunque ambos estén estrechamente relacionados. Para que los motores de búsqueda comprendan el sentido de una búsqueda, la intención del usuario, es necesario enriquecer su campo léxico, es decir, encontrar palabras de la misma familia. El campo léxico de una marca alimenta el campo semántico. Y el campo semántico da sentido al texto. El círculo se completa: el contexto y el campo léxico permiten comprender el significado preciso de las palabras.

El análisis de los flujos de información de Wikipedia revela la

La semiótica puede considerarse como un viaje de significación bien organizado que se realiza entre las páginas de la obra de arte. Requiere conocimientos previos relacionados con el campo y sus herramientas de análisis, así como prácticas de lectura cuidadosas en el texto para llegar al destino proyectado tras detenerse en determinadas estaciones. Estas estaciones representan intersecciones de sentido en las que se articulan las formaciones significativas para contribuir a la generación del universo semántico del texto. La presentación de dicho universo ficticio puede ser complicada debido a la naturaleza de la obra literaria y al lenguaje utilizado. En lo que respecta a la obra de Orwell Diecinueve Ochenta y Cuatro, lo que hace que su ficción sea preciosa son los actos magistrales del autor tanto en la dimensión paradigmática como en la sintagmática.Este libro lleva a cabo un análisis semiótico con el fin de desplegar la enigmática organización semántica de la narrativa de Orwell Diecinueve Ochenta y Cuatro penetrando en las estructuras formativas en varios niveles de significado del texto.

Al introducir sus datos, acepta que los conservemos para enviarle información sobre nuestros servicios. No compartiremos sus datos con terceros. Puedo solicitar la eliminación de mis datos en cualquier momento. Acepto que mi información sea utilizada por la Federación Nacional de Pescadores con fines de marketing directo.

Nosotros contra el universo (de “Phineas y Ferb la película”)

Antes de estar en condiciones de diseñar un primer modelo, el analista puede adoptar un enfoque menos formal. Como primera aproximación, la técnica del campo semántico le permite reunir y organizar la terminología del dominio analizado. Esta técnica, muy sencilla, es menos formal. Consiste en anotar en un papel los términos presentes en el universo del discurso y relacionarlos según su proximidad semántica. En este primer paso, sólo hay dos categorías de representación:

El campo semántico tolera los sinónimos. Se trata de una técnica de pre-modelación, parecida al tesauro, que sirve de puente entre la materia prima y el primer modelo. Permite una primera toma de contacto para organizar el material, que será aprovechado por el modelador posteriormente. El paso de los campos semánticos al modelo requiere que el modelador decida sobre cada término, elimine los sinónimos y la redundancia, determine el tipo de elemento de modelización más adecuado…